Las casas de campo portuguesas en pequeñas ciudades, son una parte importante del patrimonio cultural del país.

Muchas construcciones históricas, que datan de los siglos XVII y XVIII, se han convertido en alojamientos turísticos o están abiertas al público para visitas.

Estas casas ofrecen a los visitantes una oportunidad única de experimentar la vida rural portuguesa y disfrutar de la tranquilidad y la belleza de la naturaleza.

Adquirir una de ellas es una maravillosa oportunidad de establecerse en Portugal a bajo costo y con una experiencia vida gratificante.

Image about place
Viva rodeado de preciosos paisajes naturales
Image about place
Una vida tranquila en pueblos encantadores
Image about place
Típicas casas de piedra se remodelan al gusto

¿DÓNDE VIVIR EN PORTUGAL?

CONTÁCTENOS

Comuníquese con nosotros: